TOP

Esforzaos y cobrad ánimo


El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios. 

En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. 

Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6 "Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni tengas miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo, no te dejará, ni te desamparará". 

 Hay varias clases de desánimo por las que puede pasar el cristiano, por ejemplo: desánimo espiritual, desánimo familiar, desánimo laboral y el desánimo personal. Sin embargo, el desánimo del que te habla el Señor en este día es el que proviene de los ataques de tus enemigos, por eso en la cita el Señor te dice ni tengas miedo de ellos y "ellos" se refiere es a tus enemigos, los cuales son también automáticamente enemigos de Él. Así le dijo Jehová a Josué con respecto a los reyes que tenían que derrotar para ocupar la tierra prometida. 

Sé que tus enemigos se levantarán en tu contra y todo ello son pruebas que Dios permite en la vida del creyente porque Él desea hacer cosas nuevas en ti, y al permitir estos ataques, Él también te dice, "tranquilo hijo mío que no te dejaré ni te desampararé". Y todos aquellos que te han calumniado y han dicho cosas de ti, caerán por su propio peso, pues se han metido contigo, un hijo(a) de Dios. 

Pero debes esforzarte y eso quiere decir que cuando llegues al límite de todas tus fuerzas, es cuando debes sacar esas energías de reserva que son las que van a permitir que llegues aún más lejos. Esforzarse también es sinónimo de sacrificarse y a Dios le agrada que vayas una milla extra en tu andar para alcanzar la meta. Cuando nos esforzamos, cobramos ánimo y encontramos nuevas formas de vencer la prueba que sea que tenemos al frente porque Dios es un dios creativo y es Él quien te da las ideas para salir adelante de todas las pruebas. 

Es hermoso ver que el Señor, en este punto que no te desanimes, que te esfuerces y que cobres ánimo para enfrentar la carrera y así poder salir victorioso de la tormenta, porque en Cristo somos más que victoriosos. No te vuelvas presa del desánimo ni le des cabida al enemigo para que te haga pensar que Dios no puede hacer eso que tú tanto le has pedido en oración. El enemigo te quiere robar la bendición, él quiere que te desanimes, pero la orden del Padre celestial es esforzaos y cobrad ánimo. 

No sé por cuál circunstancia estés pasando hoy, pero sé que este devocional tiene un propósito y es que le creas o le vuelvas a creer a Dios. Cuando Dios promete algo, no hay nada que impida que se cumpla. Si estás atravesando una tormenta muy fuerte y tu nivel de ánimo se está agotando, ésta es una buena oportunidad para recargar esas baterías de ánimo y enfrentarlo todo con nuevas fuerzas, con nuevas energías como todo un cristiano creyéndole al Señor. Esfuérzate, anímate, se valiente. 

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Esfueszate y se valiente. Josue 1:9.

2 comentarios:

  1. Gracias mi Dios.

  2. Hermosa palabra Dios a sido bueno con dejarnos esa palabra que nos guia en su camino solo tomemolos de el y esfofzaos en el señor que vale la pena seguir el camino angosto que es cristo

Publicar un comentario

Gracias por sus comentarios y Bendiciones!