TOP

EL SECRETO DE MADRUGAR



“Si tu de mañana buscares a Dios, y rogares al Todopoderoso; si fueres limpio y recto, ciertamente luego se despertará por ti, y hará próspera la morada de tu justicia. Y aunque tu principio haya sido pequeño, tu postrer estado será muy grande” (Job 8:5-7).



PASAJE COMPLEMENTARIO: 

En los siguientes pasajes Marcos 1:35; Salmos 143:1-12 Dios como Padre desea que todos sus hijos sean grandes y lleguen lejos. La mayor dicha para un padre es que su hijo le imite e incluso le supere. Así lo expresó el Señor Jesús a sus discípulos cuando les dijo: “El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre” (Juan 14:12). El Señor estaba seguro de que sus discípulos tendrían extraordinarios logros, pues fruto de aprender como Él, a buscar a su Padre cada día, muy temprano en la mañana, y decidir obedecerle en todo, sus vidas serían llenas de su Espíritu, el cual les capacitaría para hacer milagros, prodigios y señales.   Cuando nos acercamos a Dios, vemos que Él tiene principios muy simples para nuestra vida. 

Lo único que pide nuestro buen Dios es que le busquemos de mañana, que coloquemos nuestra vida en sus manos y que le obedezcamos, andando en rectitud e integridad; entonces Él luchará por nosotros, nos dará prosperidad, nos guardará en justicia y nos engrandecerá, dándonos una vida con propósito que trasciende hasta la eternidad.   El punto de partida de todo estado de prosperidad y de bendición para el hombre, está en buscar a Dios desde la mañana. Aunque muchos argumentan que al Señor se le puede encontrar en cualquier momento, y eso es absolutamente cierto, hay un amor, una gracia, algo que conmueve el corazón de Dios cuando venciendo nuestra comodidad, hacemos esfuerzos sinceros por encontrarle. 

El rey David había aprendido a darle lo mejor a Dios, y esto incluía su tiempo. Su máxima era:  “No ofreceré a Jehová mi Dios holocaustos que nada me cuesten”. Por algo Dios lo había traído de una condición tan pequeña, de ser pastor de ovejas, a la más grande, ser el rey de su pueblo Israel. ¿Quiere usted llegar muy alto? Haga de la búsqueda de Dios su máxima prioridad cada día. Escucha señor mi oración.


HABLEMOS CON DIOS

 “Papito Dios, hoy me presento delante de ti para pedirte que limpies mi vida de todo aquello  que estorba mi comunión contigo, de todo aquello que en mí te desagrada. Decido vivir en rectitud e integridad, haciendo sólo tu voluntad. Comienzo hoy decidiendo darte lo mejor de mi tiempo, lo mejor de mi vida, buscarte muy temprano cada día”. Hoy hay un motivo para agradecer a Dios por escucharnos cada mañana que le invocamos como nuestra preferencia y como la única solución a nuestros desafíos, problemas y dificultades, estando de rodillas delante de Él, para estar de pie ante los hombres y circunstancias. Dios te oiga y acuda en tu ayuda hoy en todo lo que le pidas y te de conforme a sus riquezas lo que necesites de Él, y te de conforme a el anhelo de tu corazón.
TOP

La nueva vida en Cristo!



Efesios 4:17-32.


Al estudiar este pasaje, se puede identificar seis (6) maneras de como debemos andar, de la manera en que los cristianos una vez que recibimos a Papa Dios como nuestro señor y salvador estamos llamados a la vocación de andar conforme a su voluntad.

Primer andar: Dignos de la vocación en que fuimos llamados. 

Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;

Segundo andar: No andar en la vanidad de los gentiles. 

A partir del versículo 17. nos damos cuenta que nos invitan a andar de una manera diferente, no ajeno a los problemas del entorno, ni mucho menos de la realidad en la que vivimos, pero si actuando conforme a lo Dios quiere en nosotros, agentes de cambio, con un sello distintivo, el sello de Jesucristo.

Tercer andar: Imitadores de Dios. 

En el capitulo 5 Versículos 1 y 2, Imitar a Dios implica andar en Amor, pues Dios es amor, Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

Cuarto Andar: Como Hijos de Luz. 

Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz, esa es la invitación que non hacen.

Quinto Andar: Como Sabios. 

Sabio es el temeroso de Dios, recuerde el principio de la sabiduría es el temor a Dios. Proverbios 1:7. Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. Proverbios 4:7.

Sexto Andar: Llenos del Espíritu Santo. 

No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. 

Ahora bien, cada uno de estos andares merece ser estudiado con tiempo y dedicación, así de esta forma se puede profundizar en el tema, sugiero leer los capítulos 3, 4 y 5 de efesios, como también el libro de 1a de Pedro.

TOP

Estar en las sendas de Papa Dios


Introducción.

Estar en el camino de las cosas de papa Dios, no es fácil, y el allí donde cobra valor esta situación, ya que Dios, valga la redundancia es un Dios de Imposibles.

Inicio con esto ya que cuando realmente tomamos la decisión de meternos con Dios, de entregar nuestro corazón, nuestra alma, nuestro cuerpo, todo nuestro ser, Él se encargara de rediseñar en nosotros lo que haga falta, y por supuesto quitar aquello que nos hace daño, que nos impida estar en su presencia.

El pasaje de hoy se encuentra en Judas 1:20-21 y en particular me deja claro cuatro aspectos, los cuales quiero compartir con ustedes

Aspectos

Edificarnos 

  • Cuando hablamos de edificarnos,  me refiero al tema de la fe, si dedicarnos en nuestra fe, en la medida que desarrollemos nuestra fe, a través de las circustancias, pruebas, o demás maneras que Papa Dios exprese, para que crezcamos con él y para él.


Oración

  • La oración  en el Espíritu Santo, significa buscar la manera que éste nos llene, nos entregue eso que necesitamos, ya que como personas naturales, somos débiles y cada día necesitamos del poder del espíritu santo para seguir adelante sin desmayar.


Conservarse

  • Conservándonos en el amor de Papa Dios, siempre firmes a él. esto nos da fortalezas, confianza, y pese a cualquier circunstancias si permanecemos firmes, así nos conservamos para el señor, este aspecto es importante, no menos ni más de los otros, pero tiene su acento importante.


Esperar

  • Esperando la misericordia de nuestro señor Jesucristo, miren que esto requiere de paciencia el cual es uno de los fruto del Espíritu Santo; Pasaran muchas cosas en nuestras vidas, tendremos altos y bajos, pero si nuestra mirada esta hacia lo alto, y si tenemos claridad sobre estos 4 aspectos mencionados, con seguridad saldremos victoriosos.


Dios les siga guardando y bendiciendo.
TOP

Esforzaos y cobrad ánimo


El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios. 

En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. 

Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6 "Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni tengas miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo, no te dejará, ni te desamparará". 

 Hay varias clases de desánimo por las que puede pasar el cristiano, por ejemplo: desánimo espiritual, desánimo familiar, desánimo laboral y el desánimo personal. Sin embargo, el desánimo del que te habla el Señor en este día es el que proviene de los ataques de tus enemigos, por eso en la cita el Señor te dice ni tengas miedo de ellos y "ellos" se refiere es a tus enemigos, los cuales son también automáticamente enemigos de Él. Así le dijo Jehová a Josué con respecto a los reyes que tenían que derrotar para ocupar la tierra prometida. 

Sé que tus enemigos se levantarán en tu contra y todo ello son pruebas que Dios permite en la vida del creyente porque Él desea hacer cosas nuevas en ti, y al permitir estos ataques, Él también te dice, "tranquilo hijo mío que no te dejaré ni te desampararé". Y todos aquellos que te han calumniado y han dicho cosas de ti, caerán por su propio peso, pues se han metido contigo, un hijo(a) de Dios. 

Pero debes esforzarte y eso quiere decir que cuando llegues al límite de todas tus fuerzas, es cuando debes sacar esas energías de reserva que son las que van a permitir que llegues aún más lejos. Esforzarse también es sinónimo de sacrificarse y a Dios le agrada que vayas una milla extra en tu andar para alcanzar la meta. Cuando nos esforzamos, cobramos ánimo y encontramos nuevas formas de vencer la prueba que sea que tenemos al frente porque Dios es un dios creativo y es Él quien te da las ideas para salir adelante de todas las pruebas. 

Es hermoso ver que el Señor, en este punto que no te desanimes, que te esfuerces y que cobres ánimo para enfrentar la carrera y así poder salir victorioso de la tormenta, porque en Cristo somos más que victoriosos. No te vuelvas presa del desánimo ni le des cabida al enemigo para que te haga pensar que Dios no puede hacer eso que tú tanto le has pedido en oración. El enemigo te quiere robar la bendición, él quiere que te desanimes, pero la orden del Padre celestial es esforzaos y cobrad ánimo. 

No sé por cuál circunstancia estés pasando hoy, pero sé que este devocional tiene un propósito y es que le creas o le vuelvas a creer a Dios. Cuando Dios promete algo, no hay nada que impida que se cumpla. Si estás atravesando una tormenta muy fuerte y tu nivel de ánimo se está agotando, ésta es una buena oportunidad para recargar esas baterías de ánimo y enfrentarlo todo con nuevas fuerzas, con nuevas energías como todo un cristiano creyéndole al Señor. Esfuérzate, anímate, se valiente. 

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Esfueszate y se valiente. Josue 1:9.

TOP

Las Olas



Un niño se hizo un barquito de madera y salió a probarlo en el lago, pero sin darse cuenta, el barquito impulsado por un ligero viento fue más allá de su alcance. Apenado corrió a pedir ayuda a un muchacho mayor, que se hallaba cerca, que le ayudara en su apuro. Sin decir nada el muchacho empezó a levantar piedras y echarlas, al parecer en contra del barquito; el pequeño pensó que nunca tendría su bote otra vez y que el muchacho grandote se estaba burlando de él; hasta que se dio cuenta que en vez de tocar el bote cada piedra iba un poco más allá de este y originaba una pequeña ola que hacia retroceder el barco hasta la orilla. 

Cada piedra estaba calculada y por último el juguete fue traído al alcance del niño pequeño, que quedó contento y agradecido con la posesión de su pequeño tesoro. 

A veces ocurren cosas en nuestra vida que parecen desagradables, sin sentido ni plan y hasta nos parece que más nos hunde; pero si esperamos y tenemos confianza en Dios, nos daremos cuenta de que cada prueba, cada tribulación, es como una piedra arrojada sobre las quietas aguas de nuestra vida, que nos trae más cerca de nuestro objetivo.

Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, Por lo que se gozó mi corazón, Y con mi cántico le alabaré.

Dios les siga bendiciendo!
TOP

La Hermenéutica Bíblica


Hermenéutica bíblica es la hermenéutica aplicada a la Biblia, es decir, la interpretación de la Biblia o exégesis bíblica. Además de los términos "exégeta" y "hermeneuta", también se utiliza el término escriturista para denominar al experto en las Sagradas Escrituras. El arte de interpretarlas depende de lo adecuado del método utilizado; especialmente el método gramático-histórico, que tiene en cuenta tanto la crítica filológica como el impacto del contexto sobre el texto. Hermenéutica (del griego ερμηνευτική τέχνη hermeneutiké tejne -"interpretar", "traducir", "explicar"-), es el conocimiento y arte de la interpretación de los textos, para determinar el significado exacto de las palabras mediante las cuales se ha expresado un pensamiento. Exégesis (del griego ἐξήγησις exégesis, de ἐξηγεομαι exegeomai -"explicar"-) implica la interpretación crítica y completa de un texto. La distinción entre exégesis y hermenéutica es muy sutil, pues no son términos que tengan necesariamente un significado diferente; de hecho se utilizan de forma intercambiable en la mayor parte de los casos. Según la intención del que use los términos, se puede dar a "hermenéutica" el rasgo de búsqueda de significados espirituales, y a "exégesis" el de una interpretación bíblica centrada en la literalidad del texto y en la reconstrucción de su significado original en el momento de su redacción; pero también puede darse a entender que "exégesis" sea la explicación de la Biblia y "hermenéutica" el conjunto de reglas que se siguen para llegar a tal explicación.
La hermenéutica proporciona reglas estrictas de estudio bíblico para asegurar que el mensaje que Dios quiso comunicar sea correctamente entendido por el hombre. La Biblia no es un libro simple, sino un modo divino de comunicación con la humanidad, valiéndose de autores humanos para su realización. Un método científico (preciso) de estudio tal como el que permite la hermenéutica se hace necesario, por las razones que se indican en la siguiente explicación: Un DIOS INFINITO que es espíritu SABE y CONOCE TODO en forma ABSOLUTA. Para procurar comunicarse con el hombre, esa criatura suya, que sólo cuenta, con CONOCIMIENTO INTUITIVO LIMITADO, Dios tiene que valerse de los ojos y oídos del hombre, porque ésta es la forma en que él aprende la mayoría de las cosas. El problema se complica aún más porque los hombres hablan diversos idiomas; por lo tanto, Dios tiene que expresar su pensamiento infinito en una de esas lenguas, de la que luego se harán traducciones a las diversas lenguas de la humanidad. Además, las palabras, los giros idiomáticos y las costumbres han cambiado durante los 3500 años o más desde que comenzó Dios a revelar al hombre su pensamiento y su voluntad mediante la PALABRA ESCRITA. Por lo tanto, tiene que haber algún método exacto y preciso, para garantizar que lo que las traducciones actuales dicen al hombre moderno… ES LO QUE DIOS DIJO HACE TANTO TIEMPO. La hermenéutica reúne estos requisitos. Es un intento lógico, objetivo y honesto de asegurar que el hombre moderno comprenda el mensaje que Dios se propuso comunicarle originalmente.En síntesis: DIOS, siendo un Espíritu eterno, infinito, omnisciente, omnipresente, inmutable y omnipotente… HABLA O SE COMUNICA con: Hombres santos, profetas, reyes, y sacerdotes quienes escribieron en hebreo o griego. Lo cual fue traducido a su vez a lengua castellana o español propiamente dicho, para que el hombre moderno, quien es una criatura finita y con conocimiento limitado pudiera COMPRENDER EL MENSAJE DE DIOS.
REGLAS DE HERMENÉUTICA Las siguientes reglas hermenéuticas han servido de guía a los estudiantes cuidadosos en todas las generaciones a fin de que pudieran “(usar) bien la palabra de verdad.” 
1) INTERPRETEMOS LA BIBLIA LITERALMENTE Mucho daño se ha causado con los intentos de interpretar la biblia espiritualizándola, en lugar de aceptarla literalmente. Cuando alguien nos escribe una carta, no tratamos de espiritualizar su significado, sino que la aceptamos en su sentido literal. Es igual con la Biblia. Con todo, hay unos cuantos pasajes de las Escrituras que se han de tomar espiritualmente. La cuestión que se plantea es ésta: ¿Cómo puede saber el estudiante cuáles pasajes serían de interpretar literalmente y cuales espiritualmente? La mejor respuesta es la llamada “REGLA DE ORO DE LA INTERPRETACIÓN” propuesta por un erudito en biblia, el doctor David L. Cooper: “Cuando la interpretación llana de la Escritura tiene sentido, no busquemos otro sentido; tomemos en cambio cada palabra de en su sentido literal primario, a menos que los hechos del contexto inmediato claramente indiquen lo contrario.” Pocas veces nos equivocaremos en el estudio de la Biblia si en primer lugar interpretamos un pasaje literalmente. Por ejemplo, cuando la Biblia dice: “…hizo llover… azufre y fuego desde los cielos”, significa literalmente que sobre la tierra cayó azufre y fuego. Cuando por otro lado, la biblia nos dice que la luna se volvió sangre, o el río Nilo se volvió sangre, como ocurrió en los días de Moisés, no significa que se volvió sangre en sentido literal, sino que adquirió el color correspondiente. Sin embargo, incluso en el caso del río Nilo, el fenómeno produjo la muerte de los peces. Es una buena regla procurar entender al pasaje literalmente. Si la interpretación resulta inaceptable, entonces intentemos una interpretación espiritual. 

2) ATENGÁMONOS AL CONTEXTO Es una buena práctica utilizar versículos de las Escrituras para fundamentar una enseñanza o un concepto, pero resulta importante no sacar al versículo de su contexto; de otro modo, como hemos visto anteriormente, el texto se transforma en pretexto. (Próxima edición concluimos con la parte 2 de esta sección…) 
¡Bendiciones!
TOP

El Fundamento de Nuestra Vida


"Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. " 1 Corintios 3:11.

Cada uno de nosotros, como hijos de Dios, podemos ayudar a cambiar el mundo, trayendo personas a Cristo, pues es el Único que puede cambiar a los seres humanos desde cada una de sus tres dimensiones del ser, Espíritu  Alma y Cuerpo. El numero máximo de estas personas, regeneradas y transformadas, hará que sucedan cambios extraordinarios.

Cambios que van desde los centros educativos hasta las grandes industrias de una región o todo un país,    todo esto permitirá seguramente desarrollos significativos, en quienes entienden que el fundamento de nuestras vidas y de todo lo que hacemos esta en Jesucristo.

Ahora bien, entender que nuestro fundamento es Jesucristo, requiere recorrer un largo camino, el cual debe ser guiado por Dios, de tal manera que éste camino sea vida a nuestro ser, "Camino a la vida es guardar la instrucción..." (Proverbios 10:17). 


.